La reducción de costes como valor añadido

Los valores añadidos son necesarios para conseguir distinguirse de la competencia.

La reducción de costes y la generación de mayores márgenes está totalmente relacionada con la eficiencia y eficacia, tanto de los recursos humanos como de la gestión y mejora continua de los procesos comerciales y operativos, estableciendo medidas de mejora continua, aplicando e implantando nuevas 
herramientas tecnológicas para la automatización de las actividades.
Para seguir leyendo, hazte socio
Gracias por seguirnos
Antes de meternos en materia, te recomendamos que leas nuestro artículo sobre Los valores añadidos en los despachos profesionales.

Los valores añadidos son necesarios para conseguir distinguirse de la competencia.

La reducción de costes y la generación de mayores márgenes está totalmente relacionada con la eficiencia y eficacia, tanto de los recursos humanos como de la gestión y mejora continua de los procesos comerciales y operativos, estableciendo medidas de mejora continua, aplicando e implantando nuevas herramientas tecnológicas para la automatización de las actividades.

Este enfoque consiste en concentrar el análisis y la gestión empresarial en función de las actividades y procesos relacionados con la satisfacción de los clientes, generando un sistema de información que nos permita tomar decisiones para determinar qué actividades aportan valor añadido y cuáles no, pues esta últimas consumen recursos sin generar valor acorde con su coste.

En la medida en que reduzcamos u optimicemos los costes en la ejecución de los procesos, estaremos generando las bases para comercializar servicios a un menor coste y con una mayor calidad.

Acciones que apoyan la optimización y reducción de costes

Desarrollar un plan de mejora continua de procesos que permita optimizar la estrategia de negocio e ir evaluando su implantación.

  • Eliminar actividades no rentables.


  • Servicios con mal ratio de venta y alto coste de mantenimiento.


  • Eliminar clientes no rentables implica realizar una gestión de ventas no solo desde la facturación, sino desde la rentabilidad y el valor potencial del cliente.


Establece alianzas estratégicas o colaboraciones con otros despachos.


  • Asociaciones en las que un despacho ofrece bienes o servicios a otro a cambio de cualquier otra necesidad, suponiendo un ahorro para la empresa.


Tecnología
.

  • La utilización de la tecnología es clave para reducir gastos, analizar las actividades que puedan ser automatizadas o realizadas mediante programas informático. Esto supone una reducción de tiempo administrativo, eliminación de errores, incremento de calidad, agilidad en las respuestas, etc.

Autor: José Pedro Martín

Apasionado por los Procesos y la Tecnología en los Despachos Profesionales. Fundador y director del Centro de Innovación de Despachos Profesionales.

Asesora a empresas líderes en el sector de los despachos profesionales, investigador e inversor en proyectos tecnológicos. Actualmente inspira y ayuda a los directores de los despachos profesionales en la implantación de tecnología