El asesoramiento personalizado como valor añadido

Los valores añadidos son necesarios para conseguir distinguirse de la competencia.

Sabemos que detrás de cada proyecto y servicio hay personas. Por eso, nuestros profesionales deben hablar el mismo lenguaje que el cliente, ayudándole a conseguir los resultados que desea. Es importante estar en contacto con el cliente, mostrándole cercanía para que obtenga el mejor servicio, aquel con el que cubra sus necesidades y con el que se sienta plenamente satisfecho.

En el 
asesoramiento personalizado se debe seguir los siguientes puntos:
Para seguir leyendo, hazte socio
Gracias por seguirnos
Antes de meternos en materia, te recomendamos que leas nuestro artículo sobre Los valores añadidos en los despachos profesionales.

Los valores añadidos son necesarios para conseguir distinguirse de la competencia.

Sabemos que detrás de cada proyecto y servicio hay personas. Por eso, nuestros profesionales deben hablar el mismo lenguaje que el cliente, ayudándole a conseguir los resultados que desea. Es importante estar en contacto con el cliente, mostrándole cercanía para que obtenga el mejor servicio, aquel con el que cubra sus necesidades y con el que se sienta plenamente satisfecho.

En el asesoramiento personalizado se debe seguir los siguientes puntos:

  • Entender los objetivos o metas del cliente mediante una orientación directa hacia los recursos o procedimientos de intervención concretos.


  • Diseñar una estrategia: el gestor personal analiza cuáles son las mejores alternativas, seleccionando las mas adecuadas para conseguir sus objetivos. En el asesoramiento personalizado debemos tener en cuenta que los compromisos adquiridos deben afectar a las dos partes: el gestor asume compromisos de trabajo igual que la persona asesorada.


  • Soluciones a medida: se presentarán propuestas personalizadas, que serán revisadas en conjunto con el gestor para asegurarnos de que se cumplen las expectativas del cliente.


  • Seguimiento y evaluación: seguimiento del servicio contratado, identificando nuevas necesidades y oportunidades que puedan ser de su interés.


En definitiva, un asesoramiento personalizado permite individualizar y concentrar los servicios, atendiendo las necesidades concretas de cada cliente y permitiendo que cada persona pueda lograr sus objetivos.

Acciones personalizadas que pueden ser automatizadas

Autor: José Pedro Martín

Apasionado por los Procesos y la Tecnología en los Despachos Profesionales. Fundador y director del Centro de Innovación de Despachos Profesionales.

Asesora a empresas líderes en el sector de los despachos profesionales, investigador e inversor en proyectos tecnológicos. Actualmente inspira y ayuda a los directores de los despachos profesionales en la implantación de tecnología